Facebook en Español

Facebook en español

En la era digital Facebook y Mark Zuckerberg forman parte de la cultura popular. ¿Hay alguien que no reconozca estos nombres? Seguramente sí. Pero entre los jóvenes, los millenials y generaciones posteriores, esto parece insólito. En cualquier caso pese a que son muchos los que saben sobre la exitosa trayectoria de la web y sus muchas contribuciones a la sociedad, no tantos conocen todos sus secretos.

Los irreverentes orígenes de Facebook

Facebook vio la luz entre una cantidad tal de intrigas, misterios y traiciones que el cineasta David Fincher decidió dirigir un filme ambientado en los primero días de la web. El drama se proyecto en las principales salas del mundo en 2010 pero pasó sin pena ni gloria. Mucho más interesante es comprender de manera cronista la sucesión de eventos que dieron lugar al gigante mediático. No engañaríamos a nuestros lectores al decir que Facebook es poco menos que el hijo bastardo y malcriado de cuatro universitarios traviesos.

El germen que luego dio lugar a la red social fue Facemash. Para la Universidad de Harvard un incidente en el que cuatro hackers provocaron una brecha de seguridad en el servidor de la institución, accedieron a las fotos de perfil del alumnado y establecieron una página de comparativas en línea para decidir qué universitarios eran más apuestos y cuáles de sus compañeras más atractivas. Para Mark Zuckerberg toda una experiencia enriquecedora. En el proceso se vulneraron derechos de autor y de privacidad sin pudor. Nada que importase a un Zuckerberg ebrio en la madrugada del veintiocho de octubre de 2003, noche en la que acaecieron los sucesos.

Habiendo causado un enorme revuelo entre sus compañeros y siendo consciente del interés manifiesto por fisgonear las vidas de terceros, Zuckerberg se puso manos a la obra para traer a la vida al heredero legítimo de Facemash, The Facebook; una versión virtual de los tradicionales anuarios académicos estadounidenses.

El lento despertar de un gigante

The Facebook surge en enero de 2004 y en su primer día se difunde por todo Harvard alcanzando los mil quinientos usuarios. Algo irrisorio si se tiene en cuenta que en marzo la web ya se había expandido a otras tres importantes universidades estadounidenses, no sin antes causar enojo entre los decanos de Harvard que se sintieron traicionados por Mark Zuckerberg. No sin razón, ya que este se había comprometido a lanzar el servicio en beneficio de la institución y en cambio usó los recursos que se le habían confiado para hacerles la competencia. En 2005 se adquiere por doscientos mil dólares el dominio www.facebook.com que sigue siendo a día de hoy el vínculo de acceso a utilizar.

El incesante crecimiento de la página continuó por gran parte de la anglosfera universitaria hasta que el veintiséis de septiembre de 2006 se le permitió el acceso a cualquier mayor de trece años que dispusiese de un correo verificable. Este requisito permanece a día de hoy. En cualquier caso es un secreto a voces que muchos prepúberes acceden al servicio mintiendo acerca de su edad.

A mediados de 2008 la expansión de la web había sido tal que se habían alcanzados los cien millones de perfiles válidos. La cifra, por grande que sea, palidece en comparación con las estimaciones actuales que sitúan en torno a mil quinientos millones el número de cuentas válidas.

Facebook en español

Los institutos de México fueron los primeros en acoger la página a causa de la fuerza influencia estadounidense. Si bien por aquel entonces (2005) la página se encontraba únicamente en inglés. Algo que impedía que penetrase en una comunidad poco permeable al idioma. A este problema se le puso solución tras años más tarde con un coste nulo para la corporación. Más de mil quinientos usuarios tradujeron a lo largo de un mes y de manera altruista la web en su íntegra totalidad.

 

Hoy en día basta con escribir “Facebook” en nuestro buscador predeterminado para que la primera opción sea el gigante mediático. Al acceder nos encontraremos con la portada azulada. Por lo general nuestra IP desvela nuestra posición en el mundo y establece de manera predeterminada el idioma español. Si esto no sucede no hay por qué preocuparse.

 

idioma_fb

 

 

No saber cómo cambiar el lenguaje de Facebook no te convierte en un novato. La realidad es que la opción está más escondida de lo que debiera. En la parte inferior encontrarás un listado con casi cien idiomas. Entre otras figuran el castellano y demás lenguas cooficiales españolas, el español internacional y el español colombiano. Tras haber seleccionado alguna de las opciones tu navegador guardará la configuración a no ser que borres el historial o navegues con funciones de privacidad.

 

¿Cómo funciona Facebook?

Comenzar a utilizar Facebook es rápido y sencillo. Si no tenemos una cuenta el primer paso será crear una. Para ello nos dirigimos al lateral derecho de www.facebook.com y rellenamos los datos que se nos solicitan. Es recomendable hacerlo con los datos reales. Si se quiere usar Facebook con fines empresariales puede ser buena idea abrir un perfil público. Por un lado esto nos permite tener tantos amigos como queramos y por otro es la forma más efectiva de tener presencia en la página cuando se es un negocio o un personaje público.

signup

Una vez ingresamos a Facebook se nos da la posibilidad de seguir completando nuestro perfil. Todo lo que sigue es opcional pero conviene que sea rellenado tan vehementemente como sea posible para proyectar seguridad de cara al resto de usuarios. Si mandas una solicitud de amistad a un allegado y ven una cuenta vacía puede que se sientan reticentes a aceptar. Los perfiles falsos son uno de los peligros que entraña Facebook. Tomarse la molestia de completar todos los apartados y poner una foto de perfil ayuda a diferenciarse de estos. Poner tantos datos sobre ti como sea posible (gustos, estudios, lugar de residencia…) te ayudará también a lograr que completos desconocidos se animen a conocerte.

 

En la parte superior de la página, una vez has accedido como usuario, hay un menú de herramientas. En él debe aparecer tu nombre de usuario en el margen izquierdo. Al presionar sobre él te llevará a la portada. Desde este lugar puedes modificar tu foto de perfil, añadir información, gestionar tus amigos, ver las fotos que has subido y administrar muchas otras secciones. Cada una de estas tiene una pestaña sobre la que puedes pinchar para comenzar a elaborar un perfil llamativo. Si quieres triunfar en Facebook, más es siempre mejor.

 

Las pestañas que acabamos de mencionar se presentan también en esta sección en forma de cuadros temáticos. Esto te permite tener una visión global de tu cuenta y acceder a las publicaciones que hacen sobre ti tus amigos. Peticiones para participar en campañas de activismo, felicitaciones por logros y aniversarios, recordatorios de todo tipo de compromisos… Aquí están algunas de las notificaciones más importantes.

notificationsVolviendo a la parte superior de la web podrás ver tres pequeños iconos: la silueta de dos personas, unos globos y el planeta Tierra. Estos iconos representan las solicitudes de amistad que te han llegado, los mensajes que aún no has leído y las notificaciones de las que hablábamos al final del párrafo anterior. Los iconos se iluminarán con un indicador numérico rojo cuando haya novedades. Independientemente de si hay nuevos amigos esperando a que los aceptes, mensajes recientes o notificaciones de última hora, podrás pinchar sobre el símbolo y desplegar un panel de información.

 

En el panel de amigos puedes aceptar o rechazar a la gente que te envía peticiones de amistad. En el de mensajes podrás acceder a la bandeja de entrada y responder a los correos que te lleguen. En el apartado de notificaciones podrás ver resúmenes de todo lo que está pasando.

 

Además de esto la interfaz cuenta con un campo de búsqueda que permite encontrar personas, grupos y páginas relacionadas con los términos introducidos. Esto permite conocer gente nueva y unirse a otros usuarios en grupos masivos dedicados a determinada cuestión. Deportes, videojuegos, negocios, comida… En Facebook hay todo tipo de páginas y grupos. Para formar parte de ellos tan sólo tienes que unirte.

barra

Cómo interactuar en la red social

 

publishDesde tu portada hay un pequeño espacio destinado a la escritura. Allí puedes escribir un mensaje de 63206 caracteres. Suficiente para comunicar lo que desees. Además puedes añadir vídeos, imágenes, audio… ¡Y no hay que preocuparse en demasía por los derechos de autor! La política de Facebook es muy laxa en este aspecto.

likeAdemás de compartir tus ocurrencias también puedes puntuar o comentar en las de los demás. Cada actualización de estado lleva consigo una barra de herramientas desde la cual puedes apoyar la con un “me gusta“, opinar o incluso hacerle llegar a otra persona el contenido mediante la opción “compartir

 

Facebook es una herramienta magnífica para mantener contacto con nuestros amigos, compañeros de trabajo y potenciales clientes. Es un arma de doble filo porque también puede poner en entredicho nuestra privacidad. Es por ello que además de familiarizarnos con las opciones sociales hay que conocer a fondo las opciones que ofrece la página. Bloquear usuarios, restringir el acceso a nuestro perfil o compartir nuestras opiniones solo con algunas personas puede marcar la diferencia.