El proceso al hacer un audiolibro – LEER ESCUCHANDO

Probablemente has sido lector o lectora de libros durante muchos años, la mayoría de ellos seguramente los has leído en papel, aunque quizás hayas tenido suficiente paciencia como para leer una obra completa en tu pc, y ahora recientemente, has comenzado a escucharlas de forma íntegra en un audiolibro. De allí, tu curiosidad al estar hoy aquí para conocer de qué tratan los audiolibros y cómo es el proceso para crearlos.

¿Por qué escuchar un audiolibro en lugar de leerlo “como Dios manda”?

Puede tratarse de simple practicidad, debido a las largas horas de traslado diario a tu lugar de trabajo o estudio. Además de que resulta muy difícil leer en un  vehículo en movimiento, es bastante peligroso para la vista. Así que los audiolibros permiten convertir ese tiempo muerto en un tiempo aprovechable para expandir nuestros conocimientos.

escuchar Audiolibros

Seguramente muchas veces has llegado a casa queriendo abrir un libro pero tus ojos cansados no te permiten ni siquiera abrir la primera página, pues, el audiolibro permite a tu mente recibir toda la información, ella aún se encuentra en estado de alerta, y completamente dispuesta a absorber toda el conocimiento que le brindes en formato audible.

Es así como tu tiempo muerto, se convierte en un tiempo provechoso de lectura, auditiva, claro, pero al fin y al cabo, lectura.

Una nueva opción cultural

Los audiolibros aprovechan el auge de las tecnologías actuales y emergen como una opción cultural diferente que resulta atractiva en cuanto a la lectura. No requieren un soporte visual e incluso es innecesario saber leer, ¿Te parece increíble? Pues los audiolibros te cuentan una historia mientras tú simplemente escuchas, te relajas y te dejas llevar.

Ahora, ¿Qué son realmente los audiolibros?

Son un formato de lectura en CD, DVD, cassette o algún software especializado. Puede ser cualquier libro, didáctico, ensayo, cuentos,  poesía… entre otros. Sólo es necesario disponer de un reproductor de audio adecuado para escuchar el contenido.

La lectura tiene innumerables beneficios, nadie sería capaz de discutir eso. El punto es que dependiendo del formato, del libro, del género, habrán diferentes ventajas que harán que sea más fácil adentrarse en el ámbito literario.

Cuando se habla de las ventajas que presentan los audiolibros en comparación con los libros tradicionales y los digitales, que en esencia, tienen el mismo funcionamiento, cuya base termina siendo justamente la lectura, la ventaja más grande que tienen es que estos pueden llegar a quienes no pueden o saben leer, dándoles la posibilidad de disfrutar de los libros. Existen millones de personas que aún no aprender a leer, otras que tienen dislexia o problemas de aprendizaje. También existen personas que presentan algún problema parcial o total de visión, imposibilitándose leer un papel, a menos que sea usando el método Braille.

La posibilidad de escuchar el contenido íntegro de un libro, representa un valor inmenso en cuanto a la difusión de lectura entre distintos sectores en la sociedad.

Cuando decides que los audiolibros comiencen a formar parte de tu vida, puedes realizar otras actividades cotidianas de manera simultánea, actividades que de otra forma no podrías llevar a cabo. Las ventajas de un audiolibro son similares a las de la radio, te permite realizar varias actividades al mismo tiempo.

Para los jóvenes resulta atractivo “escuchar un libro”, ellos están mucho más compaginados con las nuevas tecnologías. Una de las principales razones por la que los jóvenes no leen es simplemente porque les da “pereza”, y éste formato, la elimina, es como si escucharan música. Al adaptarse a las nuevas tecnologías, los audiolibros ahorran espacio para su almacenamiento y son más fáciles de transportar. Además, es mucho más fácil conservar el material y éste no se deteriora como lo haría el papel.

Así pues, en resumen, esas son las razones principales que aventajan los audiolibros con respecto a los libros tradicionales. No hay que olvidar que dependerá de los gustos, intereses y situación de cada persona decidir por cuál de las opciones se define.

Pero, si eres un escritor: ¿Has pensado convertir tu libro en un audiolibro?, la mayor parte de los libros nunca llegar a convertirse en audiolibros, y éste es un enorme error en cuanto al marketing, así que te daré siete razones para que lo hagas:

Grabar Audiolibro

  • Razón 1. La industria de los audiolibros es una industria casi multimillonaria: La asociación de editores de audio (Audio Publishers Association APA, por sus siglas en inglés) la cuál es la primera y única organización sin fines de lucro en cuanto al comercio e industria de los audiolibros en Estados Unidos, estimó que para el año 2004, el mercado del audiolibro rondaba los $800 millones de dólares. Desde ese momento, el crecimiento de ventas para los libros en éste formato se ha disparado, debido también a la capacidad de descargarlos desde múltiples sitios web.
  • Razón 2. Los expertos en libros, escuchan audiolibros: Un experto no es más que un conocedor de mucha información, para calificar como un experto en libro debes leer más de 50 libros al año y tener un estante topado de ellos. Los audiolibros, te permiten “leer” mientras realizas otras actividades, como cocinar, hacer ejercicio o manejar. Si creas un audiolibro podrás ganar dinero no sólo vendiendo las versiones en audio, sino que adicional tendrás ingresos por recomendación de aquellos expertos en libros que escuchen tu versión en audio.
  • Razón 3. Los audiolibros te protegen en caso de un “Efecto Oprah”. ¿No has escuchado de él?, el efecto Oprah es cuando una persona famosa recomienda tu libro de la nada, de repente, 100 000 personas quieren comprar tu libro y las 5000 copias que tenías en tienda ya se han esfumado. Pierdes la oportunidad de venta porque no tienes los libros en físico. Jamás tendrás escasez de “descargables”, tu libro podrá ser descargado tanto diez, como un millón de veces.
  • Razón 4. Los audiolibros aumentan las ventas en papel y libros electrónicos: Si alguien escucha tu audiolibro y éste le ha gustado, existe una alta probabilidad de que lo compre en físico para adornar su estantería.
  • Razón 5. Los audiolibros dan acceso a la lectura a los “no lectores”: Existen millones de personas en el mundo que odian la lectura, pero aman escuchar. Cuando tienes un audiolibro, tu target se hace mucho más grande y puedes llegar a más personas, y esto, es precisamente lo que deseas no sólo tú sino también tu editorial.
  • Razón 6. Es más fácil encontrar un audiolibro que un texto en físico: Existen más de 100 000 libros audibles, en contraste con millones y millones de libros en físico. Es mucho más fácil resaltar en una multitud cuando ésta es pequeña, que cuando es grande.
  • Razón 7. Los audiolibros resultan económicos y fáciles de hacer: En los viejos tiempos (o década de los 2000, si, ya esos son viejos tiempos), la producción de los audiolibros era costosa y requería de la inversión de mucho tiempo. Sin embargo, ahora existen servicios que permiten que la producción de un audiolibro sea barata y fácil. Existen sitios que permiten la producción de tu audiolibro incluso de forma gratuita, mientras dividas los ingresos.

Te preguntarás, ¿es realmente tan sencillo y económico realizar un audiolibro? Antes de comenzar es importante que tengas a la mano el libro ya publicado y acceso a un ordenador.

Te daré algunos pasos que no pretenden ser un tutorial, sino más bien una visión general sobre cómo crear tu propio audiolibro.

Ahora sí:

  1. Crea una cuenta en ACX. Como te acabo de mencionar existen múltiples sitios donde puedes realizar la producción de tu audiolibro, ACX es uno de ellos, éste forma parte de Audible.com, una subsidiaria de Amazon.com. En éste sitio web te ayudan a construir y administrar contenido audible, que luego puedes comercializar en audible.com, iTunes y Amazon. Para registrarte sólo necesitarás la información de tu cuenta bancaria, para que puedan pagar los derechos de autor, lo cual es bastante bueno. Una vez hayas creado la cuenta, deberás:
    • Incluir los créditos, lo capítulos y una muestra de 1-5minutos.
    • Mantener silencio al inicio y final de cada capítulo, y leer los títulos en voz alta.
    • Reducir el ruido y asegurarse que no es superior a 3dB
    • Exportar en 192kbps MP3 a 44.1 kHz.
  2. Deberás conseguir un estudio. Calma, no entres en pánico. Con estudio me refiero simplemente a cualquier lugar que puedas adecuar con:
    • Un ordenador o iPad.
    • Un software para la grabación. Si trabajas con una Mac, Garageband es un aplicación que viene de forma gratuita con ellas, así que sácale provecho.
    • Un micrófono. No te quedes con el micrófono interno de tu ordenador o iPad, si quieres un sonido con menos ruido y mucho más limpio, es mejor que uses n micrófono externo.
    • Audífonos No son un requisito indispensable pero te serían de gran ayuda si a medida que realizas la grabación quieres ir supervisando, estaría bien con unos básicos.
    • Un espacio tranquilo. Te ayudará a que logres un sonido mucho más limpio y con menos ruido.
  3. Inicia la grabación: Ya puedes arrancar tu software de grabación, enfócate en realizar una lectura limpia. Mantén el micrófono cerca de tu cara, cuando tengas que susurrar acércalo un poco y cuando tengas que gritar no olvides alejarlo. Asegúrate de hablar con claridad y cometer la menor cantidad de errores posibles. Si cometes algún pequeño error puedes hacer “Boop!”, esto se reflejará como un pico en forma de onda y te será de utilidad cuando tengas que editar la grabación. Si el error es grande, entonces detén la grabación, elimina el rango en el que cometiste el error y comienza de nuevo.
    • Asegúrate de no grabar a un ritmo demasiado rápido ni demasiado lento. Inténtalo de varias maneras, pídele a alguien que escuche y compara.
    • Reduce al mínimo los ruidos: como los respiratorios, los chasquidos, los clics de lengua. Más adelante agradecerás no tener que hacer tantas ediciones.
    • Crea una pista para cada capítulo, así los tendrás separados para cuando finalices la grabación. Esto hará más fácil la exportación y organización de los archivos.
    • NOTA: Si deseas incorporar sonidos al inicio o final de los créditos, puedes usar SoundBible.com, puede que no sea el catálogo más grande, pero es fácil de usar y lo más importante, es gratuito.
  4. Edita y exporta las grabaciones. Esto puede que sea divertido, pero también resulta tedioso. Tienes que tomar en cuenta todos los sonidos respiratorios y eliminarlos, jugar con el volumen y los ruidos. Cuando hayas finalizado, deberás exportar cada pista en archivos MP3 192BPS A 44.1 kHz.
  5. Sube los archivos a ACX: Ésta parte es bastante sencilla, ACX se hace cargo de todo lo referente a la seguridad de tus archivos. En caso de que todo se encuentre en orden, se encargan ellos mismos de distribuirlos a través de Amazon, Audible y en iBooks de Apple. Ganarás un porcentaje por cada venta.

 

Pero y, ¿Qué pasa con los derechos de autor?

Definiciones previas:

Copyright o derechos de autor es el derecho a la propiedad intelectual para hacer una publicación.

Dominio público cuando una obra se encuentra en dominio público, significa básicamente que pertenece a todos y puede ser usado por cualquier persona en lo que respecta a derechos.

Uso legítimo es un derecho bastante limitado, permite republicar un material cuyo copy-right pertenece a otra persona, pero sin la necesidad de solicitar un permiso

Uso de licencia se recibe permiso por parte del autor, que es quien tiene los derechos en forma de licencia. Puede usar usado de forma libre o estar sujeto a restricciones.

Derechos morales se refiere a algunos derechos que extienden de forma indefinida la expiración de copyright, esto incluye básicamente el reconocimiento de la autoría en una obra.

Si te preguntas si los audiolibros también están protegidos por derechos de autor, la respuesta es sí, todos los audiolibros se encuentran protegidos por derechos de autor. Desde el nacimiento del audiolibro, hasta el día de hoy, ha habido importantes avances en cuanto a los derechos de autor, y éstos han venido tomando cada día mayor importancia en el desarrollo de cualquier obra. Esto se ha debido principalmente a la relevancia comercial que ha tenido vender los libros en éste formato, dada la masificación relativa de la que se complacen los aparatos de reproducción, como ipods, teléfonos, reproductores de MP3, entre otros.

Cuando se trate de un audiolibro que esté en un dominio privado, necesitarás una autorización especial por parte del titular de los derechos de autor del libro que deseas grabar. Esta autorización no se encuentra incluida en el contrato de edición, por lo que deberás acordarla directamente con el autor a menos que, en algunos casos, estos derechos los posea directamente la editorial.

Según el convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, más conocido como el Convenio de Berna, Convención de Berna, CBERPOLA o Tratado de Berna, casi todos los países protegen las obras literarias de los autores a lo largo de toda su vida, incluso 50 años después de su muerte. Existen incluso países que extienden esta protección por muchos más años, llegando hasta 100 años después del fallecimiento del autor.

También existen países que permiten que se haga uso de cualquier obra para permitir el acceso a la información por parte de los discapacitados. Esto mediante la creación de audiolibros sin ningún fin comercial, destacando nuevamente que destinados sólo a personas que posean alguna discapacidad.

Una opción es recurrir a obras que ya sean de dominio público, también pueden ser obras licenciadas. De esta manera, no hay conflicto con la distribución o comunicación de éstas de forma pública.

Cuando se habla del dominio público, es importante tener en consideración en plazo en el que las obras literarias entran en él, de ésta manera se sabe si pueden ser usadas ni necesidad de la aprobación del autor o editora.

Las leyes y normativas para grabar un audiolibro dependen en gran medida del país en el que estés trabajando y sus leyes para la protección de la propiedad intelectual, en función de eso también será la extensión del derecho del autor post-mórtem. Éste artículo lo que busca es abrirte un poco el panorama para que conozcas los criterios y definiciones estándar. Ahora, si decides comenzar un audiolibro, deberás revisar la ley que rija actualmente la normativa en tu país.

Es  evidente que deseas un audiolibro exitoso, así que te dejaré cinco consejos que te ayuden a lograrlo:

  1. ¿Leer o no leer? Si tu libro se trata de ficción, será mucho mejor y más atractivo si le añades autenticidad, en éste caso incluso es mejor que el libro sea leído por un actor, de ésta manera podrá transmitir los diferentes tipos de caracteres que pueda tener la obra.
  2. Reelaborar el libro como un guión. Hacerlo como un guión marcado, donde agregues pausas que luzcan naturales y hagas hincapié en las palabras que sea necesario. Es posible que también debas reescribir algunas frases demasiado largas o hasta torpes.
  3. Practica, practica, practica. Jamás practicarás lo suficiente cuando se trate de grabar tu propio audiolibro, pero tranquilo, simplemente escucha tu trabajo, sácale provecho a tu software de audio y haz las correcciones que sean necesarias.
  4. Diviértete. Cuando haces un audiolibro, tienes oportunidad de expresar tu lado divertido, ya sea con tu propia voz o por medio de un actor. También podrás apreciar el valor de transmitir emociones a los “lectores”.
  5. Mucho más allá del CD. Todos sufrimos la torpeza de tener CD’s, éstos se rayaban, se llenaban de arañazos y a veces resultaba tedioso almacenarlos. Mientras trabajes con archivos MP3, superarás todos los retos que enfrentarías si trabajaras con CD’S. Además que son mucho más fáciles de vender y distribuir, como ya te dije anteriormente.

Listo, ya emprendiste el camino y ahora te haces una pregunta muy importante:

¿Cómo vender tu audiolibro?

Primero que nada, recuerda lo importante que es el hecho de que tengas una grabación de alta calidad. Como ya te mencioné, la primera opción sería usar ACX, existen otras como:

  • Ponerte en contacto con tiendas ya existentes, especificar las condiciones para la venta como el precio y la comisión para cada audiolibro vendido.
  • Cargar el libro en sitios especializados de acuerdo al tema que desarrolles, muchos de esos sitios ofrecen secciones literarias, esto te ayudará con la popularidad. Deberás de igual manera trabajar con comisión para los propietarios del sitio.
  • Crear tu propio sitio web. Esto tiene una ventaja adicional y es que podrías incluso vender libros de otros autores y cobrar una comisión por ello. Todo dependerá de tu capacidad monetaria.

Espero que la información te haya sido útil y estimulante. Si tienes alguna duda, déjame un comentario. Estaré encantado de solventar cualquier pregunta y brindarte apoyo en éste camino para emprender.